Dr. Gabriel Fiszbajn Fertilizacion asistida


Curriculum
Actividad asistencial
Lugar de trabajo
Infertilidad - Esterilidad
Estudios básicos
Tratamientos
Donación de semen
Donación de óvulos
  Criopreservación de óvulos
  PGS y PGD
Preguntas y respuestas
Imágenes y videos
  BabyGen
  Banco Argentino de Gametos (BAG)
  Recombine
  Prensa y Medios
Consultorio virtual
Cómo contactarse?
Inicio
  << a Menú      
 

Introducción

Al plantear un tratamiento, es importante recalcar que en la mayoría de los casos el embarazo se logra con tratamientos simples. Estos incluyen inducir o estimular la ovulación con hormonas, en casos de problemas ovulatorios; tratamientos antibióticos en determinadas infecciones del hombre o la mujer; corrección quirúrgica a través de la laparoscopía en casos de quistes, adherencias, endometriosis, etc.
En el hombre, tratamiento quirúrgico en el caso de varicocele, o tratamiento médico si el andrólogo así lo considera. También debe evaluarse la conveniencia de la derivación al sexólogo o psicólogo si fuese necesario.
En alrededor del 30 % de los casos, se debe recurrir a una fertilización asistida, que consiste en que el equipo médico asista o ayude a la unión del óvulo con el espermatozoide.
Estos tratamientos pueden ser de baja complejidad como la estimulación de la ovulación y la inseminación, o de alta complejidad como la fertilización in vitro, o el ICSI (inyección de un espermatozoide dentro de un óvulo) para casos de problemas masculinos muy severos, como por ejemplo cuando hay muy escasos espermatozoides en el eyaculado. Aún ante la ausencia de espermatozoides en el eyaculado es altamente probable encontrarlos luego de una punción o biopsia de testículo.
Con el enorme avance que se ha producido en los últimos 15 años en la reproducción humana, se puede decir que la mayoría de las parejas pueden en la actualidad lograr el embarazo. Sin embargo, a veces es necesario la realización de varios ciclos de tratamiento.
Cuando la pareja se enfrenta a la dificultad de procrear debe tratar ante todo de preservar su integridad e intimidad para no sufrir un desgaste que es claramente perjudicial. Ante la crítica que se le realiza en la actualidad a la tecnología reproductiva, es la pareja la que debe tomar la decisión a optar entre una vida sin hijos, la adopción o la búsqueda del hijo con la ayuda del equipo médico. Este último tiene la obligación de ofrecer toda la información en cuanto a estudios, tratamientos, tiempos (ya que a veces se necesitan meses o años), posibilidades de éxito (que es variable en cada pareja) y complicaciones de los mismos, pero siempre la que debe tomar la decisión de comenzar los estudios y tratamientos en la búsqueda de ese hijo tan deseado, es la pareja.